Translate

Artículos


CAMINAR CON EFECTOS VISIBLES

Simplemente, caminar 30 minutos diarios regularmente a buen ritmo es suficiente para mantenerse en forma. Pero caminar es algo más que un ejercicio físico para mantenerse en forma; es la mejor manera de experimentar y descubrir las beneficiosas sesiones que, sólo el deporte al aire libre es capaz de proporcionar.  Adentrarse en la naturaleza a través de la gran diversidad de caminos y senderos que la conforman es una práctica y experiencia difícil de abandonar. Pero si además incorporamos a la innata  acción del ser humano dos bastones específicos con los que aplicar la técnica del “nordic walking”: caminar se convierte en un auténtico placer al alcance de cualquier persona y bolsillo.

En presencia de oxígeno: mucho mejor

El termino aeróbico, es muy utilizado de manera popular para hacer referencia a las actividades físicas  que suponen un alto dinamismo respiratorio, favoreciendo el intercambio de gases entre el espacio externo y el individuo que realiza determinada actividad. Es decir, existe una transformación del aire.  

Respirar es una de las funciones principales vitales de los organismos vivos. Gracias a dicha acción obtenemos oxígeno, el cual es fundamental para fabricar la energía que precisamos para vivir. Caminar  requiere, al igual que cualquier función vital, la presencia de oxígeno cómo fuente de energía. Cuando la acción de caminar forma parte de un programa de entrenamiento el aporte de oxígeno debe ser mayor,  desarrollando activamente el sistema cardio-circulatorio, contribuyendo a regular la tensión arterial y mejorando el estado de salud general de nuestro organismo.


Entrenar en nordic walking está al alcance de todo el mundo. Sus variantes dan opción a estructurar un adecuado plan de entrenamiento en función de los objetivos que se quieran conseguir; la voluntad, motivación, la regularidad y el sacrificio harán el resto.

Caminar con efectos visibles

Para que el caminar surja el efecto deseado en nuestro organismo como ejercicio físico aeróbico, es importante que los niveles de intensidad, duración y frecuencia determinada por el objetivo que en cada sesión nos marquemos, sean los adecuados para que den como resultado una mejora fisiológica óptima.

Al caminar en nordic walking, incorporamos unos bastones específicos que permiten activar el trabajo del tronco superior y, al realizar un movimiento coordinado y alterno de piernas y brazos,  caminar se convierte en un entrenamiento de la resistencia aeróbica, equilibrio entre el aporte de oxígeno y su consumo, siendo a su vez la cualidad que permite aplazar o soportar la fatiga, durante un tiempo prolongado sin disminuir el rendimiento, pero también lo es de la fuerza o resistencia anaeróbica, que es la  utilizada cuando la intensidad es tan grande que no podemos tomar todo el oxígeno que necesitamos, quedando en deuda de oxígeno, dependiendo del programa de entrenamiento y de la variante que escojamos para la sesión de entrenamiento.

Toma nota

Para que una sesión de entrenamiento en nordic walking se considere efectiva, ésta debe durar como mínimo entre 45 y 60 minutos continuos a buen ritmo, en función de la capacidad física de cada uno.


Ahora solamente faltará disponer de unos bastones específicos para la marcha nórdica y salir a caminar con muchas ganas; con toda seguridad este verano caminar se convertirá en un verdadero placer aeróbico                                                                                   
                                                                                    

PISAR BIEN

Pisar bien es sinónimo de caminar bien. Cuando la pisada es correcta los músculos absorben mejor el impacto y sufren menos la fatiga. En este aspecto, la marcha nórdica ayuda a realizar una correcta pisada y a distribuir mejor el peso del cuerpo desde el talón hasta la punta del pie.

La pisada la dividiremos en dos fases. La primera se subdivide en cinco intervalos: el contacto del talón, el apoyo plantar, el apoyo medio, la elevación del talón y el despegue de los dedos. La segunda fase cuenta  con tres intervalos: la aceleración del extremo de la pierna inmediatamente después de que los dedos dejan el suelo; un balanceo medio, en el que la pierna en movimiento rebasa la pierna de apoyo como un péndulo, y la desaceleración, cuando la pierna llega al final del intervalo.

El paso debe ser natural, el mismo que realizaríamos si no utilizáramos bastones. Por último, es muy importante utilizar el calzado adecuado y funcional. Dicho de otra manera, el calzado no debe ahogar al pie ni impedir que el tobillo pierda movilidad, la suela no debe estar desgastada  ya que la pisada sera irregular especialmente en las superficies de tierra como son los caminos y senderos. El calzado tiene vida propia, tanto si se usa como si se tiene guardado en el zapatero de casa sin utilizar. Tras 800 kilómetros aproximadamente o 6 meses sin ser utilizado, el calzado pierde adherencia y amortiguación, lo que repercute negativamente en la pisada y indirectamente en la salud. Cuidar los pies pasa también por llevar el calzado adecuado para la ocasión.

NORDIC WALKING CONTRA LA CELULITIS

La celulitis es uno de esos grandes enemigos estéticos, pero también para la salud que durante todo el año y especialmente en  verano y después de él intentamos combatir. Una vez ha aparecido no es tarea fácil y en muchos casos el recurso más fácil es tirar de cremas, ungüentos y tratamientos de belleza. Olvídate de los milagros; no existen, acaba con ella de un modo sencillo: caminando con un par de bastones de marcha nórdica.
¿Qué es la celulitis?

Es un trastorno que afecta a la piel  y tejidos subcutáneos, que se manifiesta en forma de aspecto irregular de la piel. Afecta a un 90% de las mujeres y en ella influyen aspectos tales como:  la hidratación, alimentación, cambios hormonales, hábitos de vida, trabajo, tensiones, etcétera. Existen varias teorías del porqué de su aparición como que se produce por la acumulación de tejido adiposo; una acumulación que causa nódulos de grasa, agua y toxinas. Otros estudios aseguran que la celulitis aparece fruto de la atrofia muscular, cuando los músculos pierden tono y se separan de la piel. En definitiva, la consecuencia final es que los depósitos de grasa de nuestro organismo se hacen visibles y, por ese motivo, moverse es tan importante.

Beneficios de caminar en marcha nórdica

La intensidad del ejercicio conlleva directamente a un consumo de mucha más energía y como consecuencia también de grasa, si la intensidad y duración son las adecuadas: no menos de una hora y media a ritmo medio/alto..... Si lo hacemos así, concretamente conseguiremos eliminar la grasa intramuscular y disminuir la subcutánea.

Si existe constancia y regularidad, los resultados serán visibles en relativamente pocos días. Además la motivación surgirá de los frutos visibles de nuestro esfuerzo. Toda actividad física y deporte requiere de un esfuerzo, pero como consecuencia obtendremos resultados y en el caso que nos ocupa directamente una  mejora en la retención de líquidos, que es una de las causas que producen la celulitis. Además caminar favorece la oxigenación cutánea. Cuando caminamos, especialmente en técnica "nordic walking" también ganamos masa muscular, lo que produce la sensación de tener menor flacidez.

Realizar deportes tales como; caminar, correr, nadar, montar en bicicleta, etc.., además de acabar con la celulitis, os ayudarán a sentiros física y mentalmente mejor, mejorarán vuestra salud cardiovascular y os alejarán de muchas enfermedades que se derivan del sedentarismo; ser físicamente activos, únicamente os aportara beneficios y un nuevo estilo de vida saludable.
No lo olvidéis!! Lo más efectivo contra la celulitis es el ejercicio físico global y localizado en perfecta combinación con la constancia, sin ella no vamos a conseguirlo, además todo ello debe ir acompañado de unos hábitos saludables y una alimentación adecuada. ¿A qué estáis esperando para calzaros vuestras deportivas y coger unos bastones de marcha nórdica ?

LA REVOLUCIÓN DEL FITNESS:

Andar con bastones en técnica nordic walking se ha convertido en los últimos años en una auténtica revolución del fitness. La palabra inglesa “fitness” ha entrado en nuestras vidas y está muy presente en los programas de actividad física de infinidad de complejos deportivos, centros de estética, e incluso en alojamientos turísticos que ya en sus propuestas aparece el “fitness” como valor añadido a su oferta. 

¿Pero sabemos realmente que significa prácticar fitness, y cuáles son sus beneficios ? ¿Qué relación tiene el nordic walking con el fitness ? Tomemos como punto de partida el significado del vocablo anglosajón fitness (aptitud) en el ámbito deportivo, y más allá de las actividades dirigidas que se pueden realizar en un gimnasio. 

Así podemos definir el fitness: "como cualquier actividad física que comprenda movimientos repetidos y planificados con el objetivo de mejorar y mantener un buen estado de forma físico y de la salud". 

Desde la simple acción de salir a pasear, realizar las tareas cotidianas, subir y bajar escaleras, o actividades aeróbicas más intensas practicadas de forma regular para mejorar el rendimiento deportivo, se considera fitness (American College of Sports Medicine). Dichas actividades deben ir acompañadas de una alimentación equilibrada y un descanso apropiado.

Centrándonos en la práctica deportiva del “nordic walking”, es evidente que estamos practicando “fitness” en su máxima expresión, con el gran valor añadido que se realiza al “aire libre”, lo cual aporta aún mayores beneficios, especialmente a nivel mental ya que su práctica se convierte en más amena y divertida. 

Podemos así afirmar que siempre que practicamos “nordic walking” hacemos “fitness”, aunque su práctica sea con fines terapéuticos, como puede ser por ejemplo la recuperación de una lesión deportiva.  La única diferencia la podemos determinar en los objetivos que en cada salida se marcan. Si queremos salir a caminar manteniendo siempre el mismo nivel en cuanto a la intensidad y duración de la salida, hablamos de “nordic walking fitness”. Pero si lo que buscamos es el rendimiento deportivo, también estamos hablando de “nordic walking fitness”, aunque en este último caso ya necesitamos de una planificación deportiva la cual implica la aplicación de unas determinadas leyes, principios y reglas las cuales determinan los objetivos específicos, por edades, condiciones físicas y etapas del desarrollo deportivo.

Para llevar a cabo un entrenamiento “fitness” en “nordic walking”, es preciso hacerlo a través de una adecuada planificación, donde se ordenen los contenidos en forma progresiva, tomando como referencia el proceso de adaptación a las cargas de trabajo.

Un programa de actividad física basado en el “nordic walking fitness” debe proporcionar, relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad. El “nordic walking” a través de una buena planificación “fitness” nos permite trabajar, mantener y mejorar, la flexibilidad, la resistencia cardiovascular, la fuerza muscular y resistencia, la constitución física, la agilidad, el equilibrio y la velocidad, alcanzando la salud física optima como consecuencia de la actividad física realizada regularmente.

Sin olvidarnos que el ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la "imagen corporal" y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental. Todo ello gracias a la actividad física tan sencilla y natural como es el caminar incorporando a la misma dos bastones específicos, convirtiéndose en “nordic walking”.

Actividad física. ¿Sabías que?

La actividad física modifica el cuerpo humano más allá del pequeño periodo de tiempo en que se practica ejercicio.

Las mitocondrias son orgánulos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular (respiración celular). Actúan, por lo tanto, como centrales energéticas de la célula y sintetizan ATP a expensas de los carburantes metabólicos (glucosa, ácidos grasos y aminoácidos). La mitocondria presenta una membrana exterior permeable a iones, metabolitos y muchos polipéptidos. Eso es debido a que contiene proteínas que forman poros llamados porinas o VDAC (canal aniónico dependiente de voltaje), que permiten el paso de moléculas de hasta 10 kDa y un diámetro aproximado de 2 nm. Con más mitocondrias, es más fácil consumir grasas durante el ejercicio.

Cuanto más trabaja un musculo, más mitocondrias se forman en sus celulas.